Eina Informática

Apuntes sobre Eina Informática S.A., Jordi Ustrell Aguilá, presidente y director técnico.

Eina Informática S.A. fue fundada en 1979 en Granollers (Barcelona), y en su momento fue pionera en la fabricación de microordenadores en España.

Publicidad Eina

Fue lo que hoy diríamos una startup con una vida relativamente corta, pero con desarrollos muy rápidos y rompedores debido a las circunstancias tecnológicas.

En aquella época el Silicon Valley hervía de creatividad y novedades debido a la aparición de los microprocesadores, que revolucionaron el diseño de los ordenadores, facilitando enormemente los desarrollos y haciendo posible que una empresa tan pequeña como Eina pudiera realizar lo que se consiguió.

Entonces no se disponía de Internet, por tanto, la información la conseguíamos a través de las revistas especializadas, ferias tecnológicas y muchos viajes a USA para obtener información, contratos y formación. Aquella época nos dio la oportunidad de conocer en jeans a algunos de los que ahora son mitos de la tecnología. Todos teníamos la misma edad, la misma formación y los mismos sueños, pero las oportunidades en USA y aquí eran muy diferentes, como la Historia ha demostrado.

Por aquellas fechas las empresas se creaban en los garajes, con muy pocos recursos, esperando financiar la empresa con los beneficios de las primeras ventas. Este modelo que funcionó en algunas empresas americanas, descubrimos amargamente que depende, entre otros factores, del factor de escala. Ellos tenían un mercado enorme y una forma de trabajar que nada tenía que ver con nuestro entorno industrial y nuestros volúmenes.

A partir del momento en que MIT creo un kit, el Altair 8800 en 1974, se creó una ventana de oportunidad, que fue la que motivó la creación de Eina Informática.

Uno de los problemas a los que nos enfrentamos era la falta de estándares. No había nada establecido y teníamos que diseñar a partir de nuestra intuición. Nosotros seguimos la línea de empresas como Morrow designs, o Cromemco, que decidieron basar sus diseños en el incipiente bus S-100, el cual era muy prometedor.

Usar este bus permitía diseños modulares y la posibilidad de incorporar a nuestros equipos controladores de periféricos diseñados por otras compañías. Más adelante, nos permitió crear una arquitectura Master/Slave sobre dicho bus, donde cada placa esclava era un puesto de trabajo.

Optamos por usar las CPU’s de Zilog, empresa construida por ex-ingenieros de Intel y que consiguió crear el Z80, un procesador compatible con el código del Intel 8080, pero aportando mayores velocidades de reloj y un conjunto de instrucciones que mejoraban el rendimiento.

Como sistemas operativos, usamos la línea de Digital Research, comenzando con sistemas monopuesto con CP/M, y pasando a diseñar sistemas multipuesto con MP/M, ambos compatibles y compartiendo lenguajes de programación.

En cuanto a lenguajes de programación trabajamos con una incipiente Microsoft (que nos envió algunos manuales fotocopiados) con sus lenguajes Cobol 80 y MBasic.

Los primeros sistemas que vieron la luz fueron el Eina S/80, ordenador monopuesto, y el S/800 que soportaba hasta 10 puestos de trabajo. Posteriormente desarrollamos el S/8, evolución del sistema monopuesto, más pequeño e integrado.

A partir de 1981, con el lanzamiento del IBM/PC, se produjo un cambio de paradigma en los sistemas que giró del revés el sector. Esto comportó la rápida aparición de clones fabricados en Asia o en USA. Poco a poco, estos nuevos sistemas acabaron con todos los diseños anteriores y con no pocas empresas pioneras, creando sus propias arquitecturas.

En esta época nos reciclamos y nos asociamos a una empresa californiana que fabricaba estos clones. Tras una rápida formación, comenzamos a importar componentes que ensamblábamos en nuestros talleres lo que nos permitió lanzar el primer clon de IBM PC que se comercializó en España, con gran éxito. El Eina PC.

El cambio de dimensión que se produjo en la industria, el rápido crecimiento y algunos problemas internos, comportaron que finalmente la empresa cerrara sus puertas en 1985.

Jordi Ustrell Aguilá

Deja una respuesta